Wednesday, November 09, 2005

Oda a la telebasura


Honor, respeto y larga vida a los personajes que un día abandonaron su condición de persona, a los intelectuales de las alcobas ajenas, a los historiadores de la miseria humana, a los caníbales del “cuore”, a los filósofos del infundios, a los porteros de grandes armarios, a los arquitectos de falacias, a los que retratan lo que nunca debió saberse, a los comerciales de lo íntimo, a los periodistas que no se cuestionan su propia vida, a los comentaristas que son parte de sus comentarios, a los “juntapalabras” que son rebeldes sin causa, a los exploradores de terrenos malolientes, a los voceros de la ropa interior usada, a los sepultureros de la esperanza, a los incrédulos de lo digno del hombre, a los invidentes de lo pequeño, a los visionarios de las necesidades de los demás, a los gestores del conocimiento ajeno, a los mercaderes de lo que no quiere nadie que le aparezca en su espejo, a los que transforman todo en euros, a los ignotos de la comprensión y la compasión, a los cocineros de las vísceras del alma, a los adultos que olvidaron que fueron niños, a los que piensan en que los demás no tienen familia, a los que participaron en el asesinato de la ilusión, a los que se ruborizan con lo honesto, a nosotros mismos. O sea.

1 comment:

blancodel said...

Cuanta decadencia en los cerebros humanos...acaso la evolución se paró en lucy?...es más que probable. Horas y horas de cantidades ingentes de basura, se cuelan por nuestros ojos placidamente amoldados al bombardeo de ondas herzianas. Te felicito por tu escrito...pero francamente, dudo que alguien, de los miles que carecen de masa gris, lo lea y recapacite.

Fdo: Un fotógrafo que no para de retratar las miserias de la gente...y no son las económicas.